Tratamiento

Los modernos fármacos en forma de gotas son utilizados como tratamiento de primera elección para el control del glaucoma. Estos medicamentos disminuyen la presión del ojo reduciendo la producción de humor acuoso dentro del ojo o mejorando el flujo de fluido por el ángulo de drenaje.

Se debe tener cuidado con la prescripción de estos medicamentos, pues no están exentos de efectos colaterales, sobre todo en casos de personas asmáticas, cardiópatas, ancianos, niños pequeños o inflamación intraocular. En cada uno de estos casos informe a su oftalmólogo de su condición.

Cuando el tratamiento farmacológico no es efectivo, se debe realizar una cirugía filtrante que permita la salida del acuoso, con la finalidad de disminuir la presión intraocular: