¿Tengo glaucoma?

El gran riesgo de esta enfermedad es que no tiene síntomas asociados. Es la segunda causa de ceguera en los países industrializados luego de la retinopatía diabética.

En la forma crónica, el verdadero problema radica en un DIAGNÓSTICO OPORTUNO por ser asintomática. Su detección se realiza mediante un examen indoloro llamado tonometría (medición de la presión intraocular), valoración del aspecto del nervio óptico y en determinados pacientes, de un estudio denominado campo visual según criterio del oftalmólogo. La pérdida progresiva de los campos visuales, de manera asintomática, causa en las fases finales de la enfermedad una visión "tubular"