Pterigión ("Carnosidad")

Un pterigión es un crecimiento benigno anormal de la conjuntiva que a menudo se desarrolla sobre la córnea desde la conjuntiva del lado interno del ojo, aunque también puede presentarse menos frecuentemente en la superficie externa de la córnea.

Esta condición puede afectar a uno o a ambos ojos. La causa exacta se desconoce, pero puede ser más común en las personas que han sufrido exposición a la luz solar o al viento en exceso, como en el caso de aquellas que trabajan al aire libre, por lo que se asocia a la exposición prolongada de los rayos ultravioleta del sol. Entre los factores de riesgo se pueden mencionar la exposición en áreas soleadas, polvorientas, arenosas o de mucho viento. Los campesinos, los pescadores y las personas que habitan cerca del ecuador son quienes resultan más afectados y es un trastorno poco común en niños.

El signo principal de esta condición es un área indolora de tejido blanquecino o rojizo, elevado con vasos sanguíneos en el borde interno y/o externo de la córnea.

El diagnóstico se confirma con un examen físico de los ojos y párpados y por lo general no se requieren exámenes especiales.