¿Se puede prevenir?

La prevención de los glaucomas es el punto más importante. Hay pacientes que tienen factores de riesgo para desarrollar tanto la forma aguda como la crónica y que deben ser identificados y valorados por especialistas en oftalmología. En especial, los pacientes que tienen familiares con esta enfermedad, deben realizarse a partir de los 40 años de edad, tomas de presión intraocular y valoración clínica del nervio óptico por el especialista, cada 1-2 años. Su médico determinará oportunamente la realización de campos visuales y es el más adecuado para diagnosticar oportunamente esta enfermedad.

Los pacientes que tienen factores de riesgo para desarrollar un glaucoma agudo, puede requerir algún procedimiento preventivo como iridotomías con laser YAG.