Tratamiento

El tratamiento consiste en corregir el déficit de acomodación del ojo mediante anteojos correctores con la medida adecuada. La refracción obtenida es adicionada a la medida "de lejos" que presenta el paciente y se prescriben con graduación para lejos y cerca (multifocales o bifocales), de los cuales hay varios tipos.

Existen tratamientos quirúrgicos innovadores para esta condición, que varían desde la cirugía LASIK monocular, implantes intracorneales e implante de lentes intraoculares multifocales y pseudoacomodativos. Pregunte a su oftalmólogo sobre estas opciones para disminuir la dependencia a los anteojos.