Glaucoma

El glaucoma es una enfermedad ocular que se caracteriza por la pérdida progresiva de visión como consecuencia de un daño en el nervio óptico. Muchas veces resulta muy difícil de detectar hasta que ya se encuentra en una fase avanzada, por lo que se le denomina "el ladrón silencioso de la vista". Los mecanismos causantes de esta enfermedad no son claramente conocidos; pero el factor de riesgo más importante es una elevación de la tensión o presión ocular, por lo que los tratamientos encaminados a reducir esta presión son muy eficaces para prevenir la pérdida de visión en sus fases iniciales.

Es importante tener en cuenta que los daños ocasionados por el glaucoma son irreversibles, por eso es muy importante la prevención.