Tratamiento

La única manera de prevenir estas serias complicaciones, es que todo paciente diabético acuda a revisión por el especialista mínimo una vez al año y cuando él lo sugiera.

Lo más importante es mantener los niveles de azúcar en la sangre dentro de límites normales y un adecuado control metabólico por parte del endocrinólogo o médico encargado de tratar su diabetes.